Las flores son uno de los recursos más habituales para ambientar un salón o jardín de bodas. Y es que la diversidad que ofrecen resulta perfecta para conseguir que todos, tanto los novios como los invitados, se sientan representados y acogidos durante la celebración del enlace.

Sin embargo, cuando pensamos en las flores como recurso decorativo nupcial, tendemos a asociarlo únicamente a peonías, claveles o rosas en tonalidades claras y situadas siempre en los centros de mesa o como decoración común del salón. Aquí te dejamos algunas ideas más originales de decoración floral para bodas.

 

Lo que debes tener en cuenta para un arreglo floral elegante

Desde incluir un pequeño ramillete de romero al lado de los carteles que indican las mesas del salón o pegarlos sutilmente a los respaldos de las sillas de madera, hasta intercalar las botellas de cerveza del cóctel con otras vacías que sirvan de florero. Existen mil y una ideas para complementar la decoración de tu boda con arreglos florales, por eso hemos creado una guía sencilla de los aspectos más importantes que tener en cuenta.

 

El ramo de novia

Habiendo ya dejado atrás los ramos de calas o rosas en colores claros o pastel, las tendencias en ramos de novia para 2019 acompañan a un estilo más campestre, con lavanda o incluso brezo. Por eso, para no desbancar su originalidad, los arreglos florales deberían acompañarlo en diferentes formas.

Intenta unificar el ambiente con las mismas tonalidades o con arreglos florales de la misma familia. ¿Alguna idea? Si buscas un toque fresco, prueba con un ramo de flores silvestres en cascada y complementa la decoración con arreglos corridos que vayan de punta a punta de la mesa. Si prefieres algo más clásico, prueba con los centros de mesas de hortensia blanca y añade un toque de color a juego con el ramo, añadiendo alguna intercalada, en tonalidad azul.

 

Las invitaciones

Sabemos que ya has decidido unirte a la tendencia de invitaciones originales de boda de las últimas temporadas. Opta por uno de los estilos más sobrios y podrás, además, añadirle algún detalle floral que anticipe el estilo de tu boda.

¿Qué te parece la idea de incluir un sello de cera en forma de hoja a una foto en blanco y negro que sirva de invitación de bodas? O incluso reservar el detalle de colar un pequeño ramillete de lavanda a las invitaciones de tus allegados más cercanos; se sentirán especiales si se lo entregas en mano. Al fin y al cabo, la invitación será el primer contacto que tus invitados tengan con el día de vuestro enlace y debe crear expectación sin robarle protagonismo a la celebración en sí. Los motivos florales te ayudarán a conseguir un toque cercano y cálido. 

 

Flores que acompañen y no sobrecarguen

Uno de los errores más comunes a la hora de elegir los arreglos florales de boda es el de abusar o sobrecargar el ambiente. Para evitar caer en un estilo demasiado pasteloso, te sugerimos que utilices las flores en base a la importancia de cada momento del enlace.

Por ejemplo: quedaría bien colocar un jardín invertido sobre el pasillo que recorrerán los novios o un arco de flores naturales que marque la entrada de los invitados a la finca de bodas, pero deberíamos huir de estos mismos recursos para cualquier otra zona no dotada de significado ceremonial.

 

La finca de bodas campestre: un gran aliado para el estilo más natural

Sin duda, el salón de bodas o la finca donde decidáis celebrar vuestra boda debería acompañar vuestras necesidades y adaptarse a vuestro estilo. Aunque casi todos los espacios admiten una decoración rica en flores, una finca con espacios abiertos te permitirá jugar mucho más con el ambiente. En Madrid, Villa Laureana, gracias a sus espaciosos jardines de 50.000m2, es perfecta para celebrar tu boda en el exterior.

Para una boda al aire libre, prueba a colocar las flores sobre jarrones de cristal transparentes y mesas de madera para un ambiente más rústico durante el cóctel y juega con las diferentes tonalidades de tus arreglos florales a través de farolillos colocados en el jardín. En el exterior, prueba a emplear las flores como detalle en arreglos principalmente compuestos por madera o mimbre.

arreglo floral boda

Una idea para exteriores

Si se trata de una boda de día, no hay nada más fresco que decorar el ambiente con árboles frutales cítricos, como el limonero. Rodea las macetas con un trapo de arpillera y prueba a formar los centros de mesa con limones frescos y pequeños troncos de madera; sorprenderás a todos con un frescor poco típico pero único para una boda original en el exterior. Un consejo: evita utilizar este recurso en interiores; la fragancia del limonero podría resultar demasiado fuerte para algunos.