Una boda puede lograr transmitirle a los invitados la calidez de un paseo de otoño a través de un hayedo. Para conseguirlo, hay que tener en cuenta varios detalles típicos de esta época, como el viento o lo temprano que se pone el sol. Te damos los mejores consejos para celebrar tu boda en otoño.

Decoración bodas de otoño

Uno de los detalles más importantes para lograr un estilo de boda cálido en otoño es dedicarle el tiempo adecuado a la decoración del lugar. Aprovechando que las bodas campestres son tendencia, podemos apostar por manteles de arpillera y una iluminación tenue que armonice el lugar.

Iluminación

Añade farolillos en tonos naranjas, crudos y blancos o traza un pasillo en el suelo con pétalos de las mismas tonalidades. Lograrás un efecto hogareño instantáneo que agradecerán todos los invitados.

Otra opción muy atractiva para bodas de noche en otoño es la de crear lámparas introduciendo pequeñas luces LED dentro de botellas de vidrio transparente. Junta varias por mesa y decora las servilletas con una lazada de cuerda que sujete una hoja de castaño enrojecida.

 

Decora el ambiente con hojas caídas de la temporada

Las hojas caídas son un bonito recurso para emplear como decoración durante una boda en otoño. Si celebras la boda en una finca campestre puede pedirles a los encargados o al wedding planner que te aconsejen sobre las hojas más típicas del lugar. Una vez lavadas y lustradas, le darán un toque muy acogedor al lugar.

 

Troncos y cajones de madera

Para bodas en otoño en Madrid, la madera será uno de los grandes protagonistas. Si te gustan los centros de mesa, no dudes en montarlos sobre disco de madera, a modo de tronco. Aportarán un aspecto natural y hogareño al ambiente. Puedes optar, además, por colocar cajones de madera apilados en los costados de la sala o jardín, dentro de los que se pueden colocar piñas, pequeñas calabazas o incluso los detalles para los invitados.

entrantes de boda en Madrid

Vestidos para bodas de otoño: tendencias 2019

Si ya eres de las amantes de la moda otoñal y huyes del calor, sobre todo para el día de tu boda, tienes también miles de opciones. Las bodas de otoño e invierno cada vez son más comunes y permiten elegir modelos un poco más elaborados sin caer en un estilo cargado.

Vestido de novia

Si necesitas un poco de inspiración, puedes partir de un vestido de corte en línea ‘A’ y falda de ligeras transparencias, disimuladas con bordados de motivos florales. Contando con estos elementos básicos, con los que conseguirás un estilo cálido sin llegar a ser pesado, ya puedes empezar a jugar y añadirle un escote en semi corazón, cubierto por una fina capa con mangas  o apostar por lucir espalda con un escote pronunciado y caído por detrás.

 

Vestidos para invitadas en otoño

Si te han invitado a una boda para este otoño y aún no sabes cuándo son las tendencias, siempre puedes optar por los colores clásicos de esta temporada. Los vestidos lisos en verde esmeralda, burdeos, rosa palo, mostaza y azul oscuro acompañarán al cambio de estación y te permitirán jugar con los complementos para conseguir es estilo perfecto para la ocasión.

En cuanto a los zapatos, dependerá de si hemos sido citados para principios o finales de otoño. De momento, las tendencias de este año ya anticipan la presencia de detalles de esparto en calzado y bolso. Solo cabe esperar que este otoño no sea muy frío. Si no, siempre puedes optar por unos zapatos cerrados, más ajustados a menores temperaturas.

 

El novio y los invitados en bodas de otoño 

Aunque tendamos a imaginarnos al novio con el mismo estilo con el que se casó nuestro padre y, a su vez, el padre de este, cada vez existen más posibilidades para ellos y es necesario seguir las tendencias para descubrirlas.

Dejando de lado los trajes negros y azules, el gris marengo está atrayendo todas las miradas para esta temporada de bodas en 2019. Con esta única indicación para mantenerse a la altura de las tendencias de bodas de otoño, podemos incluso jugar con diferentes tipos de texturas, como el tergal, para conseguir un estilo más informal sin dejar atrás la elegancia. Si prefieres mantener la tradición pero quieres lucir algún detalle más actual, no te lo pienses y opta por el plastrón en lugar de la corbata común.

Como invitado, y para una boda de tarde, lo más apropiado según el protocolo, es la media etiqueta. A no ser que se especifique lo contrario en la invitación, se deberá evitar el chaqué o smoking para las bodas de tarde. Deja las gafas de sol en casa y acompaña el traje con unos buenos zapatos de piel y un reloj elegante.

[Total:0    Promedio:0/5]