Por muy tradicional que sea casarse, el cómo, cuándo, dónde y con qué decoración y motivo, cambia cada año. Quien se fijara bien en 2018, ya pudo ver alguna inspiración rústica, pero la temporada de bodas de este año apuesta de lleno por las decoraciones vintage y, sobretodo, por celebrar un convite de estilo campestre. En definitiva: una boda rústica al aire libre.

 

La decoración que necesitas para una boda rústica en Madrid

Muchas parejas sueñan con casarse a la orilla del mar o encima de un acantilado, pero si estás de suerte y vives o decides celebrarlo en la capital, te sorprenderá la variedad de ambientes y fincas campestres que hay en su zona norte. Añadir un toque rústico a tu boda es la última tendencia y Madrid ofrece variedad de espacios para ello. Por eso, hemos creado una lista de ideas diferentes para asegurarnos de que tu día no se queda atrás entre las bodas chic de este año.

decoración boda en jardínBodas campestres, al aire libre

Lo primero para otorgarle un aire rústico al día de tu boda, será elegir una finca que cuente con una zona de jardín con la que poder jugar y decorar a tu gusto y en la que crear diferentes ambientes.

Vinos de denominación de origen.

Desde crear un espacio de cata de vinos de denominación de origen hasta regalar un corsage a las invitadas, elaborado con las hojas y flores más típicas de la zona o centros de mesa con la misma inspiración…Cualquier excusa que no le haga olvidar a tus familiares y amigos cuáles son las raíces de donde comenzaréis una nueva etapa en pareja, será una buena apuesta para una boda rústica este 2019.

Manteles de artillera

Otra de las tendencias que hemos seleccionado y que aportará un toque chic y rústico a la decoración de tu boda, es optar por el tejido de arpillera – el mismo con el que se hacían los antiguos sacos para almacenar el grano y arroz – como faldón del mantel principal de las mesas de los invitados. Una apuesta que aportará un ambiente cálido a tu boda, en un solo vistazo.

 

Invitaciones para bodas rústicas

Entre los aspectos más importantes que tener en cuenta para lograr ese aspecto campestre tan buscado este año, encontramos las invitaciones de bodas y las cartas de menú personalizadas.

Apuesta por los sellos de cera blanca con motivos florales

Para las bodas más íntimas y para aquellos que dispongan de un poco de tiempo o tengan a la familia cerca, recomendamos entregar las invitaciones en mano en sobres de papel reciclado y colores ligeros, terminados con un sello de cera blanca que sostenga una ramita seca de romero. ¿Qué te parece? Personal y sencillo. Si necesitas enviarlas, te recomendamos que no incluyas flores o ramilletes en los sobres, ya que podrían dañarse, pero una idea: apuesta por el mismo sello de cera blanca, pero con motivo floral; quedará igual de bien y llegará en perfecto estado a su destino. Inspírate en la misma estética para la carta del menú y acertarás.

 

Bodas vintage, en plena naturaleza

Para aquellos que apuestan por la última tendencia en toda su esencia, hemos creado esta sección. Porque hay novias que ya se han probado ese vestido de tendencia vintage que no pueden quitarse de la cabeza, y la decoración de la boda siempre debe ir acorde al estilo de los novios.

Inspírate en el velo de la novia para las cubiertas de las pérgolas

Para una boda vintage en la que no falte estilo, te recomendamos apostar por las radios antiguas y restauradas. Se pueden alquilar con motivos decorativos y transportarán a todos los invitados a otra época; aportarán a tu banda de música un sonido de antaño y una sensación de calidez que agradecerán todos los invitados. Además, podéis inspiraros en el velo de la novia para las cubiertas de las pérgolas y anudarlas con broches de metal opaco, del tipo que se usaban para decorar los sombreros típicos de los años 30.

 

De entre los 50.000 m2 de la finca de bodas Villa Laureana, situada en el norte de Madrid, destacan sus jardines cuidados al detalle. Pide una cita con nosotros, te ayudaremos a convertir nuestro espacio en aquel que tienes en mente para la boda campestre del año,  gracias a nuestra experiencia en bodas al aire libre.