Septiembre te ofrece las ventajas de una boda de invierno, con el clima de otoño y las horas de sol del verano. Por eso, es uno de nuestros meses favoritos para casarse y, según el INE, el mes donde se celebran mayor número de bodas al año en España. Aquí te dejamos algunos consejos para celebrar una boda perfecta en septiembre.

1. La tercera semana de septiembre, la mejor

A pesar de que las dos primeras semanas de septiembre son las que mejor pronóstico de tiempo ofrecen, la tercera semana podrás contar con todos los invitados que hayan decidido dejar las vacaciones para este último mes de pseudo verano. La gente suele incorporarse de nuevo al trabajo a partir de la segunda quincena de Septiembre. Además, pensando en los proveedores (finca de bodas, catering, floristería…) podrás ver una reducción en el presupuesto, dado el final de temporada.

 

2. Vestidos y colores para una boda en septiembre

Quien dijo vestido, dijo capa, batín, cuello, guantes… Septiembre sacará tu lado más original para adaptarte a un posible cambio de tiempo en último momento. Tanto tú como tus invitadas podrán innovar un poco más y darle un cambio de aires a las bodas de la temporada con colores más cálidos, y conjuntos de falda o pantalón.

Si habéis decidido casaros por lo civil, puedes optar, por ejemplo, por un traje de falda larga y plisada en tonos pastel, con un conjunto blanco con detalles en pedrería. Si el tiempo acompaña, también puedes decantarte por un vestido de novia ligero, con un chal en tonos burdeos y un capazo de rafia donde llevar el ramo de flores, como toque original.

 

3. Apuntes de floristería y menú

Una boda debe estar armonizada de principio a fin y, una buena manera de hacerlo es asegurarse de que las tonalidades de la decoración están en sintonía con los sabores del menú.

Decoración floral para bodas en septiembre

Helenium, Alma y flor de ciruelo silvestre. Esta combinación de tonos cálidos le otorgará al salón y jardines, un ambiente de principio de otoño, sin perder la frescura de los últimos rayos del verano. Podríamos darte un millón de ideas de decoración floral para bodas, pero para atinar a la perfección en una boda de Septiembre, te recomendamos que elijas una finca con jardín o vistas a este y que, si no te ha convencido la combinación anterior, te bases en las siguientes flores de otoño:

  • Falso Plumbago, Pendientes de la Reina y Scabiosa Stellata
  • Crisantemos, Ciclamen y Dahlias
  • Hortensias y Zinnia
  • Ciruelo silvestre, Alma y flor del manzano

Pégale un cambio al menú.

Ya va apeteciendo encontrarse alguna sopita caliente o caldo en los menús y entrantes. Intenta basar el banquete en un balance perfecto entre ingredientes frescos y platos calientes. Por ejemplo, una buena idea sería comenzar con una tabla de quesos, uva, embutidos y membrillo; pasar luego los entrantes fríos de fín de temporada como unos pimientos asados aliñados con ventresca de atún y un salmorejo con uvas y jamón; y acabar el cóctel con un caldito que nos invite a sentarnos a la mesa, donde nos espera un vino tinto de la zona y un buen corte de carne con salsa y patatas cocida. No te olvides de darle el toque dulce final con una tarta que, para ser septiembre, podría estar decorada con frambuesas o moras.

En la finca de bodas Villa Laureana, contamos con amplios jardines por si el tiempo acompaña o con diferentes salones con amplias galerías orientadas al exterior, para que el temporal de Septiembre te permita aprovechar el toque hogareño que empieza a volver tras el verano. Te asesoramos, con lo que necesites para organizar tu boda. Pásate por nuestra próxima jornada de puertas abiertas y consulta todo lo que necesites a nuestro Wedding Planner.

[Total:0    Promedio:0/5]