Hoy en día, parece casi imposible imaginarse el día de tu boda con un vestido que no luzca un blanco impoluto. Sin embargo, y por muchas historias que leamos relacionando la tradición de vestir de blanco con la pureza virginal, poco tiene que ver con ello, si hacemos caso a la historia. En este post, queremos recuperar la tradición de casarse de negro en España, tan común hasta la época de la guerra civil y postguerra y que tan bien sienta si nos dejamos de convencionalismos. Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre vestidos de novia en negro.

 

La historia de los vestidos de novia

La normativa del blanco como color para el vestido de novia se instauró después del enlace de la Reina Victoria en 1840 con Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha. La reina, con tan solo 20 años y a pesar de llevar reinando ya tres, decidió darle más protagonismo a su enlace que a su coronación.

Con un vestido en blanco y crudo que marcaría la historia, primero de las clases altas europeas y con el tiempo de casi todas las bodas modernas, Victoria se decantó por esos colores con el objetivo de que se apreciase el delicado encaje del vestido. Además, sin saberlo, instauraría una segunda tradición: nadie más podría acudir de blanco a la ceremonia.

A pesar de no ser la primera persona que elegía este color, ya que la tonalidad de blanco se utilizaba tradicionalmente para las clases altas, mostrando así su estilo de vida al poder mantener un color tan delicado impoluto, sí que fue el antes y el después de los vestidos de novia en blanco.

 

Vestidos de novia en negro

Si buscamos fotografías de nuestros familiares, no sería sorprendente encontrarnos alguna de nuestras bisabuelas en la que vistieran con traje y chaqueta negro para el día de su boda. Y es que en España, el blanco estaba completamente reservado para clases muy altas, por lo que el negro estaba a la orden del día. Como complementos para el día de su boda, nuestras antepasados utilizaban un velo o mantilla acompañado de un tocado con flores blancas de azahar, que se conjuntaba con un arreglo de las mismas flores, colocado sobre el pecho izquierdo, a modo de broche. Con el tiempo, se empezarían a ver los velos blancos y el ramillete pasó a convertirse en el actual ramo de novias.

Por tanto, las bodas de negro han sido tradición en nuestro país desde hace muchos años y tenemos una buena noticia: ya es tendencia recuperarlo para tu boda.

 

novia de negroFamosas que han lucido el negro en su vestido de bodas

Entre las famosas que se han atrevido a vestir de negro el día de su boda y, con ello, expresado que no hay nadie más original, se encuentra la actriz y eterna influencer Sarah Jessica Parker, que marcó tendencia el día de su boda con Matthew Broderick en 1997, luciendo un vestido de estilo princesa con fruncidos y en negro. Aunque ella, personalmente se arrepintiese años después de su elección de vestido, acabó marcando un hito en la moda de novias y animó a muchas a arriesgarse con colores y formas diversas.

Entre otras famosas que se han atrevido a lucirlo, no podía faltar la cantante Avril Lavigne, que además de lucir un vestido negro, se atrevió a combinarlo con un ramo de rosas negras.

 

Vestidos de novia en negro y blanco: tendencias para 2019

Después de este repaso histórico y apostando porque los mejores resultados siempre salen de las mezclas, tenemos que mencionar la nueva tendencia en vestidos de novia en negro para 2019: un simple lazo en raso negro que acompañe a un look en blanco tradicional.

Además, si necesitamos un poco más de inspiración para saber combinar este nuevo complemento de los vestidos de novia, podemos dejarnos guiar por los modelos presentados por la diseñadora Beatriz Álvaro durante la edición del Bridal Love Madrid de 2018. La apuesta por lo campestre, con sombreros y capazos de paja abarcarán todas las miradas durante las bodas de esta temporada 2019.

[Total:0    Promedio:0/5]