Una Wedding Planner es una profesional que se encarga de todo durante el día de tu boda para que salga perfecto. Organiza con previa antelación todos los detalles, proveedores y servicios de la boda ajustándose a tu presupuesto. También coordina todos los elementos y supervisa que se cumplan el día de la ceremonia. Muchas veces nos preguntamos ¿qué llevará la Wedding Planner en el bolso para estar lista para cualquier imprevisto? Te lo contamos:

Básicos de una Wedding Planner el día de la boda

Hay algunos elementos básicos que no pueden faltar en el bolso de una Wedding Planner el gran día. Aunque algunos parecen obvios, no está de más recordarlos por si con los nervios se olvida.

Empezamos la lista con los pañuelos de papel, aunque parezca mentira, hay veces que se nos olvida. En un día en el que la novia puede emocionarse incluso en la prueba de maquillaje, siempre hay que ir preparada. También un extra de baterías portátiles para el móvil y la cámara. Prácticamente todo se organiza mediante el móvil. Es donde están todos los contactos de los proveedores y si algo sale mal deben tener suficiente batería para contactar inmediatamente y solucionar el problema.

fotografia wedding planner

Toda Wedding Planner lleva también tarjetas de contacto, ya que si la boda es un éxito, seguro que hay invitados que quieren su referencia para su futura boda. Otro elemento que nunca falta es un abanico, y no solo para ellas mismas, sino para la mamá de la novia o para algún invitado que pueda necesitarlo. Es una forma de demostrar que estamos totalmente volcados en la boda y pendientes de que todo salga bien.

Un mini kit de medicamentos. Con esto nos referimos a que nunca está de más llevar tiritas para las rozaduras de los tacones, alguna pastilla genérica para paliar dolores de cabeza y, por ejemplo, agua micelar. Esto es útil por si a la novia se le mueve el maquillaje o está incómoda y quiere limpiarse el rostro. Esto va unido a un kit básico de maquillaje con colorete, pintalabios y sombra de ojos de varios colores.

maquillaje boda

Cómo prevenir contratiempos

Además de los elementos básicos, son muchos más los accesorios que una Wedding Planner lleva en su bolso el día de la boda. Entre ellos, un quitamanchas, al fin y al cabo hay picoteo, hay banquete, hay cócteles y cualquier descuido puede llevar a una mancha sobre el blanco vestido de la novia. Esto servirá para disimular la mancha y evitar que la novia se agobie el día de su boda.

Los pasadores para el pelo deberían ser otro imprescindible. El peinado de la novia y de sus invitadas comienza siendo impecable, pero a medida que pasa el tiempo puede dejar de estar perfecto. Las organizadoras de la boda se ganarán muchos puntos si ofrecen su ayuda y pasadores del pelo para devolver los peinados a su estado perfecto. Seguro que las invitadas se lo agradecen eternamente.

peinado wedding planner

Por supuesto, no puede faltar una libreta y un boli para anotar cada uno de los detalles, de los servicios que salen bien y cualquier otra anotación que más tarde deba recordar. Una tendencia de muchas Wedding Planners es personalizar estos bolis y libretas y llevar varios de más en el bolso, así, si se te pierde un boli y alguien lo encuentra, guardarán tu marca.

Un kit de costura. Sobre todo en las bodas que se celebran al aire libre, cualquier roce con una planta puede provocar un descosido en el traje del novio, el vestido de la novia o cualquiera de los outfits de sus invitados. Debe estar preparada para solucionar esto en un minuto y que así todos estén contentos el día de su boda.

Un repelente de mosquitos es un esencial para las bodas al aire libre. Sobre todo durante los meses de verano, será tu gran aliado. Pese a que las fincas de bodas suelen contar con previsión para este tipo de cosas, siempre es mejor prevenir que curar.

¿Se te ocurren más imprescindibles que una Wedding Planner deba llevar el día de su boda?

[Total: 0   Promedio: 0/5]