En Villa Laureana aplicamos un estricto protocolo sanitario Covid pero, hoy queremos hablarte de otro protocolo con mucho abolengo.

Ajusta tu pajarita y el tocado porque… ¡Vamos a visitar Buckingham Palace!

Primero, hagamos una distinción entre protocolo y etiqueta.

Protocolo y etiqueta no son lo mismo

El protocolo se refiere a un conjunto de normas y reglas que establece un grupo, organización o autoridad.

Las normas de etiqueta son los usos y modos que se deben guardar en eventos sociales.

Las organizaciones públicas y privadas suelen contar con una persona experta en protocolo y relaciones que facilite el normal desarrollo de cualquier acto oficial.

La ley de protocolo indica, por ejemplo: dónde debe colocarse un alcalde en una recepción, qué tipo de mesa disponer, en qué orden colocar las banderas, cómo se diseña una invitación, etc.

El dress code o código de vestimenta

Existe un código de vestimenta o dress code para cada evento o acto social.

En las bodas se suele indicar en la tarjeta de invitación y es recomendable ceñirse a la etiqueta marcada por los novios.

Descubre los mejores outfits para una dama de honor

Sin embargo, las correctas reglas de comportamiento van más allá de la manera de vestir y hemos elegido el protocolo real británico como ejemplo.

¿Cuándo se creó el protocolo real?

Las primeras normas protocolarias las creó Luis XIV para su corte francesa.

Curiosamente se impusieron para evitar que se arrancaran las flores de los jardines y de ahí fue incorporando otras reglas que adoptaron algunas cortes europeas.

Fue la reina Victoria la que redactó el «Primer Manual de comportamiento» y en el año 2012 lo revisó y firmó la reina Isabel II, cabeza de la corona británica.

8 normas de la casa real británica que conocerás si sigues la serie: The Crown

Son muchas las curiosidades que rodean el protocolo de la familia británica y sus normas tan estrictas a menudo son cuestionadas.

En Villa Laureana te contamos las normas reales británicas más llamativas:

  1. Desde 1989 la reina Isabel II no ha utilizado otro esmalte de uñas que no sea nude o transparente.
  2. El bolso tiene un lenguaje oculto y la reina lo utiliza para enviar mensajes a sus asistentes. Según dicen, si cambia el bolso a su mano izquierda está sugiriendo que la conversación debe finalizar.
  3. Los infantes deben vestir con pantalón corto hasta llegar a la adolescencia.
  4. La reina recurre a colores atrevidos en tonos vibrantes como el fucsia, el verde y azul eléctrico para que pueda ser distinguida con facilidad entre la multitud.
  5. Todos los miembros de la corte deben incluir en su equipaje un atuendo completo de color negro.

Esta norma fue incorporada al protocolo a raíz del fallecimiento del rey Jorge VI.

La reina Isabel interrumpió el largo viaje por África para enterrar a su padre pero tuvo que esperar horas en el aeropuerto hasta que le llevaron un vestido negro para poder salir del avión vestida de riguroso luto.

  1. Los escotes están prohibidos. Solo se permite el escote redondo, de cuello en caja o de pico pequeño.
  2. La reina considera que es de mal gusto ver a una dama quitándose el abrigo, por eso las princesas y ella misma jamás se desprenden de esa prenda en público.
  3. El uso de las medias es obligatorio con independencia de la estación del año en la que se celebre el acto.

La ramita de mirto en el ramo de novia

Pocos elementos son tan importantes para una novia como su ramo y en Villa Laureana nos encanta darte ideas para escoger las flores que reflejen tu personalidad.

¿Sabes cómo elegir el ramo de novia que te representa?

Cada flor tiene su simbología pero en el caso de la corona británica hay una flor que nunca ha faltado en los ramos de novia reales: el mirto.

Símbolo del amor y la esperanza, el mirto solía entregarse a los campeones de los Juegos Olímpicos de la antigüedad como premio a su esfuerzo.

La tradición de incluir una ramita de mirto en el ramo nupcial se remonta al 1845 cuando la reina Victoria comenzó a cultivar este arbusto en sus jardines de su casa de veraneo: Osborne House.

Casarse en la finca más elegante de Madrid es posible

Ya has visto que la función primordial de un protocolo es ajustar un conjunto de conducta que facilite el respeto y la comunicación.

En Villa Laureana no somos tan estrictos como la corona británica, pero aconsejamos seguir unas normas básicas para que tu boda sea tan espectacular como imaginas.

¡Te esperamos!

#ElAmorNoSePara

Celebra la boda de tus sueños en nuestra finca