Nuestros abuelos vivieron tiempos de estrecheces y a nosotros nos está tocando sobrevivir a las limitaciones propias de una pandemia.

Pero la buena noticia es que ¡todo se supera!

Si hablamos de superaciones o mejor dicho de “exageraciones” puede que alucines con este artículo donde hacemos un recorrido por las bodas más fastuosas de nuestra reciente historia.

Poco o nada tienen que ver con las reuniones íntimas que celebramos en la “nueva normalidad” pero seguro que alguna buena idea encontrarás.

Banquetes y más

Si algo caracterizaba a la celebración de los banquetes de la Edad Media era la demostración de poder de reyes, nobles y emperadores y la abundancia de comida que pretendía empachar a los invitados con un ¡aquí mando yo!

Los mil bueyes y catorce mil cabritos de la boda de Asurnasirpal forman parte de esos festines que no acababan nunca y la grandilocuencia de los manjares ha quedado grabada en la memoria colectiva.

Son eventos muy diferentes a los que celebramos hoy en día aunque se mantiene que una boda, bautizo o comunión sin sentarse en torno a una mesa es inconcebible.

Pero no solo el banquete, sino los regalos, los anillos o los vestidos nupciales, pueden ser una auténtica locura, de ahí este top 5 que te va a sorprender.

Una boda de 50 millones de euros

Han pasado más de 15 años de este señor bodorrio que duró 4 días y parece que sigue ostentando un puesto de honor que pocos pueden disputarle.

Solo la invitación nupcial se enviaba en cajitas de plata y más de 1000 invitados tuvieron ocasión de celebrar la unión de Anisha Mittal y Amit Bhatia ambos de origen adinerado.

Dado que no escatimaron en gastos eligieron la “Galería de las batallas” del Palacio de Versalles parisino para celebrar el banquete que incluía un paseo guiado por las estancias reales y representaciones operísticas.

El broche musical fue la actuación de Kilye Minogue y llevaron a la cantante en jet privado desde Australia para cantar en una de las bodas menos minimalista de la historia.

La broma les salió por más de 50 millones de euros pero no parecen haberse arrepentido.

¿Estoy en Juego de Tronos o en una boda?

Eso es lo que debieron pensar los invitados al enlace del dueño de Naster, Sean Parker con la compositora Alexandra Lenas.

El lugar elegido fue un espacio protegido de California muy bucólico y extenso pero algo escasito en decoración, por lo que no tuvieron más remedio que invertir más de 8 millones de euros en ponerlo a su gusto.

Los novios no repararon en gastos y se dice que plantaron más de 125 árboles y levantaron falsos muros de piedra, cascadas, puentes y fuentes artificiales.

Un vestido de novia de 35.000 euros para la reina del cabaret

Cuando Liza Minelli se presentó ante su esposo David Gest lucía uno de los vestidos más caros de novia de la historia pero no solo el traje era excesivo; la tarta rozó los 30.000 euros y las flores casi medio millón.

Por desgracia aquellos fastos no lograron que su amor perdurara pero todavía se recuerda el evento como un gran espectáculo de película.

Un anillo de 1 millón

Se rumorea que fue el Celestino Antonio Banderas quien presentó a esta famosísima pareja de actores que hoy siguen felizmente casados después de 20 años.

Michael Douglas se encandiló con Catherine Zeta-Jones y le pidió matrimonio con un anillo de diamantes valorado en 1 millón de euros.

Uno de los detalles más curiosos de este enlace fueron las invitaciones adornadas con tinta invisible y hologramas para evitar falsificaciones ya que las medidas de seguridad eran de lo más estrictas.

La Kim Kardashian china

Angelababy es una de las estrellas más conocidas y ricas de China y su enlace fue un cuento de hadas adornado por millones de rosas como las que lucía en un modelo de Dior que tardó medio año en confeccionarse.

Si te planteas un regalo de bodas inolvidable para tus invitados, ¿qué tal un móvil?

Ese fue el detalle elegido por el novio Huang Xiaoming y parece que gustó bastante.

Novios en los jardines de la finca Villa Laureana, norte de Madrid

Para cuando todo pase

¿Qué te ha parecido?

Imaginamos que en esta época de restricciones te cuesta plantearte una boda con más de quinientos invitados… pero si ese es tu sueño, ¡Felicidades! En Villa Laureana estamos preparados y encantados de recibirte.

Si buscas una finca exclusiva en el norte de Madrid en plena naturaleza, ¡esta es tu casa!

¡Chiss! Te chivamos un secreto: No vas a tener que plantar ningún árbol porque tenemos más de 5.000 ejemplares en nuestros jardines.

Villa Laureana – La finca