Uno de los requisitos que buscan los novios a la hora de escoger el lugar donde celebrarán su boda es la absoluta comodidad de sus invitados. En ella se incluyen la accesibilidad al local y la facilidad de ubicación y de transporte. Son elementos esenciales para que un lugar pueda convertirse en la ubicación soñada para celebrar un gran día. ¿Estás buscando dónde celebrar tu boda en Madrid? A tan solo 15 minutos de la capital se encuentra Villa Laureana, una finca de bodas en Madrid que reúne todos los requisitos indispensables para ti.

Los espacios de una finca de bodas

Desde el primer momento en el que los familiares y amigos de la pareja de novios cruza la entrada a la finca de bodas todo debe ser perfecto. Para conseguirlo es necesario contar con un servicio con experiencia, espacios versátiles y adaptados al gran día y un conjunto de elementos que sorprendan y acompañen a tus invitados durante el día, como la música o la decoración, que debe ser escogida con esmero y dedicación.

El banquete de bodas, con el previo cóctel y la posterior tarta de bodas formarán la experiencia gastronómica de la boda. Para que todo salga perfecto, es aconsejable que la cocina de la finca sea exclusiva y evitar traslados o retrasos con la comida. También existe la posibilidad de contratar el servicio de córneres que tus invitados podrán visitar para degustar otros manjares dulces y salados durante la ceremonia.

Cuando llega la hora del gran baile, los invitados esperan no tener que trasladarse a otro lugar. En una finca de bodas con diversos espacios, tan solo habrá unos pasos entre la ceremonia y el baile final. Los novios darán inicio a sus primeros pasos de baile al son de la música que, si te animas, podría ser en directo. Las fincas de bodas tienen espacio suficiente para un servicio de música en directo que envolverá el ambiente de un día tan especial.

Por último, los más pequeños podrán disfrutar de zonas ajardinadas en el exterior donde jugar sin preocupaciones. También el aperitivo o el photocall pueden ubicarse en el exterior si el buen tiempo acompaña al día de la ceremonia. Tus invitados estarán encantados de poder disfrutar de espacios distintos sin salir del complejo de la finca de bodas en Madrid.

Celebra tu boda en un lugar exclusivo de Madrid

Villa Laureana es una exclusiva finca de bodas al norte de Madrid. Su equipo de profesionales vela durante toda la ceremonia para que todo esté dispuesto a tu gusto. Su accesibilidad y espacios habilitados permitirán que tus invitados se muevan por el complejo sin dificultad y disfrutando de cada sorpresa programada por los novios.

Además, el menú de la boda lo elabora un equipo de cocina propio que se encuentra dentro de la finca y que presenta platos cuidados para contentar a los comensales más exigentes. Sin duda, sus elegantes salones y amplias zonas verdes exteriores serán el lugar idóneo para celebrar una boda íntima, familiar y especial con todos tus seres queridos. ¿Y lo mejor? A tan solo 15 minutos de la capital, para que tus invitados lleguen rápido y sin incidencias.

En la finca de bodas Villa Laureana tienes la posibilidad de incluir servicios como el photocall de boda, el coche de novios, el transporte o arreglos florales, entre otros, para completar tu gran día. Si necesitas ayuda o asesoría para organizar el día de tu boda, el servicio de Wedding Planner de Villa Laureana pone a tu disposición la atención de un profesional de bodas para que juntos creéis tu boda soñada.

VISITA LA FINCA DE BODAS VILLA LAUREANA

[Total:0    Promedio:0/5]